Bushido aplicado al marketing y la competencia

por | May 1, 2017 | Empresa, Filosofía 3.0, Marketing

Filosofía, esa palabra tan cacareada por nuestra sociedad y no le damos el valor que realmente tiene. Pensamos en filosofía y pensamos en esas colecciones de memes que pululan por las redes sociales con frases trascendentales y atribuidas a pensadores, matemáticos o escritores.

[Tweet «Filosofía, esa palabra tan cacareada por nuestra sociedad y no le damos el valor que realmente tiene.»]

Personalmente pienso que la filosofía es el estilo de vida que decides seguir, yo personalmente prefiero pensar que es el bushido el que guía mis pasos, por su estilo y por su peso. Debo reconocer que no dispongo de formación concreta sobre la filosofía del bushido, pero como siempre el ir de aqui para allá te acabas quedando con lo que realmente llena tu espíritu.

Quiero dejaros los 7 principios del Bushido para después aplicarlo a lo que nos interesa.

[Tweet «los 7 principios del Bushido»]
  1. Honradez y justicia: Son dos conceptos que a menudo es complicado aplicar en nuestra sociedad, debemos saber reconocerlos en nuestras acciones y al tiempo aplicarlos en todo lo que hacemos.
  2. Valor Heroico: No hablamos de hacer locuras, solamente de actuar en ese momento que el resto se sienten bloqueados o incapaces de hacerlo, es la manera de vivir una vida plena.
  3. Compasión: El poder que se obtiene del entrenamiento duro y continuo debe ser usado para el bien de todos, ayudando a sus compañeros.
  4. Cortesía: Es el principio que demuestra mayor fortaleza interior, el dominar el propio Ego y ser capaz de reconocer la dignidad de todo el que se cruza en nuestro camino. Aún los enemigos son dignos de respeto.
  5. Honor: Uno mismo debe juzgarse por las decisiones que toma y como las ejecuta.
  6. Sinceridad absoluta: No debe haber diferencia entre hacer y decir, de hecho haciendo las cosas se dicen solas.
  7. Deber y lealtad: Somos dueños de lo que decimos y por tanto de lo que hacemos. Debemos lealtad a todos los que colaboran y a los que sufragan nuestra aventura.

Bushido significa ·El camino del Guerrero· y de alguna manera deberíamos incorporarlo en nuestros códigos deontológicos de la empresa.

[Tweet «Bushido significa ·El camino del Guerrero· y de alguna manera deberíamos incorporarlo en nuestros códigos deontológicos de la empresa.»]

Puede ser que pienses que estos códigos escritos en Japón entre los siglos IX y XII se han quedado obsoletos, de hecho incluso podemos observar que los practicantes de las artes marciales japonesas han escogido la deportividad antes que la filosofía tradicional, aunque por propia experiencia sé que hay Dōjō que no solo se dedican a la deportividad y competición, si no que realmente muestran las filosofías del Bushido.

Hago una parada para mostrar mis respetos a los 3 maestros que sin saberlo me han guiado en esta filosofía:

tatsuhattori Daniel San y Juan Carlos Cubero… Ellos ni lo saben pero han tenido un peso enorme en mi estilo y quería reservarles un rinconcito en mi humilde espacio. De hecho ni se conocen y probablemente ni sepan quien es el otro. Gracias Chicos.

“La integridad, la honra, la bravura y el respeto para con todos es ley oficial en cualquier sistema de arte marcial.”

Pasemos al entorno empresarial en general y al del marketing en particular.

La ética en las empresas está ligada con el carácter y la conducta que se va formando en las personas y las organizaciones en su actuar cotidiano. Lo anterior consiste en crear y transmitir valores desde la alta dirección hacia todos los niveles de la organización, incluyendo al consejo de administración, el comité directivo y la alta gerencia como los principales ejemplos a seguir. Sin embargo, hoy en día resultan prácticas casi desconocidas para algunos individuos y organizaciones; hecho que se puede observar tras los múltiples casos de robo y fraude empresarial que se han dado a conocer en los últimos años. (Extracto de Ética empresarial – Deloitte)

[Tweet «La ética en las empresas está ligada con el carácter y la conducta que se va formando en las personas»]

Los que me siguen a menudo habrán oido una frase que digo a menudo y que sigo muy de cerca, es la que me está haciendo escribir esta entrada y que provocará la redacción y publicación de nuestro código deontológico, no es que nadie nos lo exija, simplemente es algo que pensamos que debemos hacer y llevar a cabo.

Honor a quien honor merece.

Probablemente pienses que es algo que puede contradecir los principios del Bushido, solo que yo lo aplico un poco a mi manera, ya que no ofenden los que quieren si no los que permites que lo hagan. En la actualidad ya nada de lo que hagan otras personas puede hacer que me sienta atacado, no pueden ofenderme al realizar acciones que simplemente demuestran o su incapacidad de empatía o incluso su miedo a la competencia.

Siempre he procurado no interferir entre un cliente (de otro profesional) y un proyecto, es más si he tenido algo que aportar me he ofrecido a colaborar, solo que muchos se han sentido atacados en su capacidad de «cobro» y lo han rechazado… Pero eso es otro problema.

En la actualidad servimos información y/o conocimiento pero lo hacemos de manera profesional exclusivamente. Internet me/nos ha dado mucho del conocimiento que tenemos, pero solo ha sido por nuestra capacidad de síntesis y de análisis la que ha permitido nuestro desarrollo en técnicas y aplicaciones. Al tiempo que los que me han mostrado de alguna manera el camino siempre contarán con un rinconcito en mi memoria y mi agradecimiento.

 

2 Comentarios

  1. EGA

    Conozco poco de la filosofia oriental, pero sin embargo me parece algo natural lo que dices, algo que todos deberiamos tener claro siempre. Curiosamente, hay algo de esto en el mundo hispano, tal como relata Carlos Castañeda en la serie de libros acerca de Las Enseñanzas de Don Juan. Saludos EGA

    Responder
    • miguelthepooh

      Buenos dias Eduardo.

      Ciertamente he citado las filosofías orientales, ya que son las que me alimentan. El caso es que el sentido común es el que deberíamos seguir y respetar…

      Probablemente todo se centra en el respeto, por uno mismo, por los demás y por todo lo que hacemos…

      Casi es tan sencillo como eso

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: