Comercios, horarios y libertad por @miguelthepooh

por | Dic 9, 2014 | Opinión

 

carryout-bag-156778_640Voy a meterme en un berenjenal de los que acostumbro, pero como este blog es nuevo es probable que no pase de unas lineas… pero quedará registrado en los anales de la historia.

Quiero hablar de horarios, la libertad de ponerlos y los comercios… Son palabras que no acostumbran a ligar muy bien por varias razones.

Por un lado los comercios «convencionales» que ven perder sus negocios y no son capaces de adaptarse a nada de lo que pasa en el mundo. No quieren invertir en publicidad, ya que es algo caro y no saben medir el retorno que les ocasiona… y en algunos casos para los comercios el hacer publicidad no pasa de hacer unos flyers cutres impresos en una máquina de sesenta euros y duplicados en una fotocopiadora que como mínimo deberían limpiarla una vez al año.

Por otro lado esos comercios reclaman a voz en grito que no les toquen los horarios por que no quieren perder su vida personal, hasta aquí lo entiendo… pero ¿qué vida vas a tener si tienes que cerrar tu negocio?

Por otro lado los e-commerce esos comercios en los que los gerentes o propietarios quieren mantener un nivel de vida como el de los comercios «convencionales» y se ajustan a las políticas… o sea abren a las diez cierran a las dos, abren a las dieciséis y cierran a las veinte. Por supuesto lo de hacer publicidad lo mismo que en los «convencionales» osea… diez euros en adwords y otros diez en Facebook ads (si llegan).

Además contamos con ecommerce «piratas» esos que venden a lo que parece bajo coste y que se limitan a importar productos de baja calidad y ni se molestan en comprobar la ley española, por lo que no tributan y cuando se encuentran con un competidor les atacan con lo más feo del e-mercado… piratería y ataques Ddos. (os recomiendo esta entrada se Angel del Soto)

Fuente: Angel del Soto

Si lo queremos tener en cuenta podemos poner sobre la mesa a las Grandes Superficies y los Centros Comerciales. Son aquellas empresas que por supuesto el trato humano y distinguido brilla por su ausencia, pero que gracias a sus inversiones en publicidad y marketing disponen de mucha afluencia de público a sus instalaciones. Si tenemos en cuenta la inversión en recursos humanos, tenemos una ruleta en la que el 90% es verde y la casa siempre gana.

Acabamos de pasar un fin de semana de cuatro días en el que los grandes han abierto y los pequeños han cerrado… ¿es justo?

Pues si señores, por que la ley que rige en España permite el abrir cuando te de la gana sin sobrepasar los horarios de descanso, y cada uno de los comercios (grandes o pequeños) deberían saber escoger cuando va a abrir, ya que solo ellos saben o pueden saber cuando su cliente objetivo va a estar en la disposición de adquirir lo que necesita… y ya queda en la habilidad de cada comerciante que se pueda hacer que alguna cosa que no está en la lista de nuestros clientes les resulte atrayente y necesaria.

Es muy deprimente pasear por las calles, calles repletas de comercios y ver que están cerrados. Sin intención de abrir y sin intención de atender a los viandantes.

Claro que es muy fácil quejarse de la potencia y la potencial competencia desleal de los grandes comercios, solo que no debemos olvidar que ellos juegan sus cartas y que nosotros desaprovechamos las oportunidades de jugar las nuestras.

Comercios cerrados, pueblos fantasma

Comercios cerrados, pueblos fantasma

También es muy fácil decir que un ecommerce no funciona por que «me han vendido la moto» y esta herramienta no vale para nada… pero claro esto sin observar las condiciones lógicas que tienen los comercios a pie de calle… los de calle tienen la ventaja del geo-posicionamiento y que les cuesta unos buenos euros todos los meses. Además esos escaparates que ven x personas todos los dias el ecommerce no los tiene… etc…

Pero claro en comercios convencionales piensan… como voy a cerrar un martes para abrir un domingo o festivo? y mis clientes.. ¿qué clientes? si hay horas eternas en los que tenemos a dos, tres o cuatro empleados en la tienda y apenas entras un par de señoras aburridas a comprobar si se han encogido las tallas de los sujetadores…

Claro que también es muy triste pasar a según que horas por las calles comerciales… aquellas que se jactan de #comerciodeproximidad y que están vacías, las dependientas limpiando escaparates o fregando ventanas… o fumando en la calle. Pero ¿por que haces ese horario? ¿dónde está el plan de viabilidad del comercio? ¿como puedes gestionar tu empresa si no haces números?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.