De cuando ponemos las herramientas por delante de la estrategia.

por | May 15, 2017 | Uncategorized

Es una pena que hagamos las cosas de esta manera. Usamos las herramientas que pueden ofrecer una ayuda impresionante a la hora de conseguir nuestros recursos y nos pensamos que con ellas ya tenemos el trabajo hecho.

Por un lado son miles o cientos de miles las empresas que construyen sus portales en Internet y que enlazan con redes sociales, no se ha medido en qué redes sociales se encuentran nuestros clientes y estamos en las que nos parece que estamos más cómodos. Todo esto sin crear una estrategia y aportando contenidos huecos y sin valor real para el usuario de la red.

Además nos compramos una herramienta (o peor nos ponemos a usar gratuitas) con la que podemos programar nuestras publicaciones. Creamos una cronología (de nuevo sin estrategia y sin el marcado de los KPI) y lanzamos una y otra vez contenidos que reciclamos para poder aportar volumen a nuestra cuenta. Preferimos lo cuantitativo a lo cualitativo y eso hace que el público objetivo vaya perdiendo el interés por nuestras cosas.

Pero este no es el peor de los problemas de las empresas que se «ponen» en Internet, el peor para mi es que no hay un plan, no hay objetivos pequeños asumibles (aunque sean difíciles) solo existe el interés de vender solo por que mi producto es el «más mejor» y por que yo lo valgo.

[Tweet «Pero este no es el peor de los problemas de las empresas que se «ponen» en Internet»]

Si escuchas atentamente verás que las empresas de Social Media se están dedicando al SEO y a la optimización de la ingeniería de las web, no es que sea una tarea sencilla pero como no se tiene que interactuar con el cliente es más sencillo que decirle que tiene que cambiar su manera de hacer las cosas. Si bien es cierto que todos necesitamos a un especialista en SEO para mi es mucho más importante el posicionamiento de la marca en el mercado, sea Internet o el 1.0

  • Que tenemos una web lenta?
  • Que no aparecemos en Google?
  • Que no interactúan los clientes con nuestras publicaciones?
  • Que no conseguimos mostrar lo que queremos?
  • Que no me gusta la pinta que tenemos?
  • Que no conseguimos cerrar ventas?

Todo ésto son problemas a solucionar desde los departamentos de marketing y de Social Media, solo que puede ser que nos pensemos que tenemos una agencia que nos cubra todo eso pero solo nos esté proporcionando algunas soluciones…

O simplemente lo que pasa es que no has preguntado a tu asesor qué es lo que se tiene que hacer para eliminar todos estos problemas, claro que puede ser que le hayas preguntado pero no te haya gustado su respuesta y es ese el problema.

¿Eres tú el problema de tu empresa?

[Tweet «¿Eres tú el problema de tu empresa?»]
  • ¿Tienes personal que te ayuda en la gestión de la empresa?
  • ¿Valoras lo suficiente sus conocimientos?
  • ¿Puede mejorar o crecer con la formación adecuada?
  • ¿Sabes lo suficiente como para no cerrar ni puertas ni ventanas?
  • ¿Tienes un plan de empresa y su correspondiente plan de marketing?
  • ¿Te cierras en banda cuando te proponen cosas nuevas?
  • ¿Tienes las herramientas adecuadas para conocer el estado de salud de tu negocio?
  • ¿Sabes usar esas herramientas?

Uno de los principales problemas es la falta de confianza en nuestros empleados, y ésta es una de trus principales bazas a la hora de mejorar tu negocio. No digo que tengan que trabajar 20 horas al día, si no que las horas que trabajen lo hagan de la mejor y más eficiente manera.

Me gustaría que pensaras qué ordenes sirves a tus empleados o ideas a tus colaboradores. ¿Lo tienes claro? ¿Seguro que no te equivocas? Por que probablemente tengas que imponer una nueva norma en la empresa y ésta consista en que todos los días sebe haber algo de innovación en la comunicación o en las tácticas diarias… ¿No lo haces así y solo sigues la corriente? Pues amigo lo siento pero el problema eres tú.

Formación y crecimiento continuo.

[Tweet «Formación y crecimiento continuo.»]

En la actualidad los centros de Empresas Municipales, los mismos Ayuntamientos, Diputaciones, Gobiernos Regionales e incluso los Ministerios aportan ingentes cantidad de conocimientos que sirven de una manera o de otra. Entidades que realizan acciones de Networking e incubadoras de negocios te proporcionan recursos y herramientas para poder obtener más conocimiento y tener un impacto más adecuado.

Sin contar que Universidades y centros de formación se están poniendo al día y sirven cursos o «masters» con sus herramientas completamente actualizadas para que consigas un visión de 360º de tu negocio.

En la actualidad existen recursos para todo lo que es comunicación, disponemos de herramientas que no necesitamos instalar en ordenadores para hacer una comunicación en redes sociales, tenemos otras que nos proporcionan recursos de búsqueda avanzada y conocer por qué palabras nos buscan nuestros clientes y por cuales consideramos que estamos perdiendo el tiempo.

¿Sientes que tienes demasiada competencia? Por supuesto que si, sea lo que sea que fabriques tienes competencia y ésa te la hacen por precio o por calidad de producto o del servicio. También puede sr que parezca que todo está hecho y que no puedes competir con los grandes… Ciertamente si tu competencia es Coca Cola me temo que no tienes capacidad económica para enfrentarte a ellos. Pero si tu objetivo no es mundial y por contra es local creo que sí, incluso tu, puedes competir con esa gran marca. Por que tu tienes una serie de herramientas que ellos nunca van a tener… la proximidad y la humanidad del producto.

[Tweet «No importa si ofreces productos tangibles o servicios intangibles, por que al final todo es producto»]

No importa si ofreces productos tangibles o servicios intangibles, por que al final todo es producto. En cualquier caso las grandes corporaciones están buscando a esos «influencers» entre las personas más seguidas del planeta, pero piénsalo bien… Es muy posible que tú mismo o tus empleados sean unos grandes embajadores de marca. Sólo tenéis que informaros sobre cómo hacer las cosas para que funcionen, y no todo es vender, si no cubrir necesidades. Y muchas personas en la actualidad lo que precisan es tener la tranquilidad de que, por ejemplo, el servicio pos-venta está a la altura si surge algún problema con el producto.

Habrás oído o leído que tienes que medir y medir y ajustar en función de las mediciones y eso se transporta a todas las herramientas empresariales, no solo al SEO o al WPO (Web Performance Optimization – Optimización del Rendimiento Web) tienes que poder medir cualquier cosa que se haga en tu empresa, desde la cantidad de folios o clips que se usan hasta el dinero que se invierte en imprimir folletos comerciales. Ajustar en función de los resultados que se obtienen con esas herramientas y ver que pasa de nuevo.

Y éste (las mediciones) si que son una asignatura pendiente de todas las empresas de menos 100 trabadores, no solo las PYMES, absolutamente todas se limitan a hacer gestión del gasto con hojas de Excel infinitas en las que anotan todos los gastos, pero en ellas no se mide o contrapone los beneficios que se obtiene de ello.

Quieres el mejor ejemplo para saber que no estás midiendo adecuadamente?

[Tweet «Quieres el mejor ejemplo para saber que no estás midiendo adecuadamente?»]

Pues piensa lo que gastas en uniformidad de tu personal, pintura publicitaria de tus vehículos y el retorno que obtienes. Te digo gasto por que estoy convencido que no tienes un plan de retorno en estas cosas y ese es el problema. En cuanto tengas ese plan de retorno verás que ese gasto se convierte en inversión y probablemente sientas que debes reforzar esa inversión.

Un ejemplo claro de retorno en uniformidad. Si inviertes en género de calidad con colores atractivos para que el empleado se sienta orgulloso de esa ropa, se sienten cómodos con ella y proporciona las herramientas de seguridad adecuada verás que el personal no se siente incómodo y que por tanto está más concentrado en lo que tiene que hacer, si es un repartidor verás que no se oculta y por contra se siente relajado a la hora de atender a un cliente y todo ésto redunda en la tranquilidad del cliente y que siente que cuidas de él de la misma manera que cuidas de tu personal.

Además si premias al personal (no todo es dinero) que cuida de su imagen y mantiene sus uniformes con una calidad adecuada verás que todo el mundo se esmera y una calidad así se transfiere directamente en las sensaciones que percibe nuestro cliente final. Entiendo que si tienes un mecánico de coches o albañil en nómina es muy complicado que se mantenga limpio todo el día, pero si tiene ropa suficiente cada mañana puede estar en perfecto orden de revista… ¿No es bonito eso?

El coach empresarial no consiste solamente en proporcionarles aparcamientos suficientes o una sala de descanso adecuada. Tampoco consiste en llevarles de cena todos los viernes, el coach empresarial es buscar la comodidad del empleado y entonces el personal se preocupará de que tu empresa esté proporcionando todo lo que necesitan los clientes, los fideliza y todo el mundo se siente importante en la organización y no hay mejor prescriptor que el que está todos los días luchando por obtener los mejores productos.

¿Estás preparado para asumir que el problema no es el que pensabas?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.