(+34) 692 481 827 info@desmarcateya.es

Para poder comprender lo que es un influencer nuestro primer paso debería ser pasar por la Wikipedia que postula:

Este perfil de profesional surgió en el mundo de los blogs hasta que, con la llegada de las nuevas redes sociales, construyeron su propia imagen de marca y se acabaron convirtiendo en influenciadores de mercadotecnia.

Esta definición puede haber quedado relativamente obsoleta, ya que la llegada de Pinterest e Instagram (y su asentamiento en firme) han conseguido confundir a muchas personas, por lo que muchos usuarios de estas redes están tomando el rol de “influencer” y si bien es cierto que pueden conseguir cierta influencia en sus seguidores, deberíamos tener mucho cuidado si tenemos intención de contratar a uno de ellos (ellas) para que represente a nuestra marca o producto.

Como bien dice la definición de la Wikipedia, debemos tener en cuenta las normativas al respecto. Lo primero es tener en cuenta que este perfil debe ser profesional, por lo que debe ejercer su actividad de tal manera como otro profesional. Esto quiere decir que debe disponer de su licencia fiscal y otros requisitos legales, de manera que las empresas que los contraten pueden justificar sus inversiones y por tanto poder tener sus “papeles” en regla.

Dicho ésto, debemos tener en cuenta las directivas y normativas que regulan el comercio y la publicidad, de manera que, para que una publicación publicitaria siga la legalidad debe indicar que es tal cosa. Una recomendación contratada, y pagada (en dinero o especie) debe marcarse como tal. Podemos observar un ejemplo en los Spot que hacen los presentadores de noticias en los canales más populares de televisión (incluso de noticiarios) en los que veremos sobre-impresos en alguna parte de la pantalla la palabra de “espacio publicitario” o “comunicación comercial” Aunque sea una parte pequeña de todo el mensaje debe estar presente y ser clara y concisa.

Es por ésto que si tienes en mente contratar a un “influencer” para tu marca o producto debes indicarle que siga escrupulosamente las directivas, debes indicarlo muy claramente en su contrato y en caso de menores de edad y con un público objetivo también menor de edad la normativa es mucho más rígida, de manera que se pueda identificar inequívocamente.

Entiendo que esto puede hacer perder parte de la influencia que tienen esos personajes, pero la protección al consumidor es tan importante como otras directivas o normativas. Como empresas debemos respetar esas legalidades, ya que estos profesionales cubrirán parte de las denuncias, pero será nuestra marca la responsable civil subsidiaria, por lo que deberíamos ser escrupulosos en eso.

Son muchas las empresas que usan la influencia de personajes de redes sociales, de hecho en el mundo de la publicidad se está haciendo desde hace ya mucho tiempo, pero pensamos que al final las redes sociales son inofensivas y que todo en este mundo al provenir de Internet es gratis y que las personas que se dedican a cuidar de los consumidores están buscando fallos en la televisión. Pero lo que deberíamos tener en cuenta es que muchas marcas pierden su “fuelle” generado por la televisión y que una parte de sus ingresos se ven comprometidos por pequeños “influencers” que les restan potencia. Es por esa razón por las que los ministerios que cuidan de los dineros de todos los españoles tienen buzones anónimos en los que cualquier persona puede presentar una denuncia, y como esa denuncia se repita un par de veces podemos asegurar que alguien encenderá un ordenador y nos pillará con las manos en la masa.

Si vas a contratar a un profesional de la influencia nuestra primera recomendación será siempre que contrates a alguien que tenga representante legal que mantenga seguro todo el trato. Asímismo debemos poner a trabajar a nuestros equipos jurídicos para que toda la documentación y la vigilancia de los procedimientos sea la adecuada.

Las pequeñas empresas que piensan contratar a uno de estos profesionales “influencers” pueden sentir la tentación de saltarse muchas cosas, pero lo que podemos asegurar que si tu campaña fracasa comercialmente no pasará más que la inversión no tenga mucho o ningún retorno, pero si tu campaña te hace despegar puedes tener problemas legales ya que llamarás la atención de los que están escuchando.

Prescriptor, Influencer, Embajador y el comercio

Enlace interno: Prescriptor, influencer, embajador y el comercio

Imagen ShutterStock

The following two tabs change content below.
Sherpa, instigador y agitador en social media; desarrollo web sobre wordpress y posicionamiento orgánico. CEO #desmarcateya, sordo de un pie. Dicen que el Social Media Marketing es un modo de ser, pero pienso que en realidad es un modo de vida en el que se combina el 1.0 con la presencia en el Ciberespacio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Support
A %d blogueros les gusta esto: