La empresa moderna ¿Es digital y social? o solo lo parece

por | Mar 8, 2017 | Formación, Marketing

En la actualidad de habla y mucho sobre digitalización de las empresas y a la vez se mete en el mismo saco lo «social» aunque me temo que existen diferencias sustanciales en las definiciones que no debemos confundir.

Una empresa que es digital o que evoluciona hacia lo digital debe hacer que sus procesos sean acondicionados y gestionados de manera digital, eso se refiere a que los departamentos de producción y los de tomas de decisiones se sustenten sobre tecnología digital. Vamos que ordenadores y software hagan las veces de libretas y lápices. Eso no quiere decir que abandonemos las pizarras y las charlas de «desbaste» (brainstormings creativos) para la creación u optimización de la creación, solo que debe estar todo soportado en ordenadores y servidores para que la información sea siempre accesible y desarrollable por la parte del equipo que le toca.

Hay aplicaciones como los CRM (administración coordinada desde la relación con los clientes) y ERP (Sistemas de planificación empresarial) que nos ayudan a gestionar las tomas de decisiones en lo referente a clientes, por los cuales podemos estar al día no solo de la facturación y el estado de sus cuentas, si no que podemos enlazar con entornos sociales y ayudarnos en eso. Si conocemos a nuestro cliente podremos estar seguros de poder ajustar los productos y servicios para que fidelizarlo y que siga siendo un buen cliente.

Por supuesto estos aplicativos pueden estar muy relacionados con los sistemas de gestión de stocks y envíos ya que de esta manera podremos tener a nuestros clientes informados. Si además nuestros programas de gestión disponen de una ventana a la que se puedan «asomar» nuestros clientes ellos sentirán que tienen conocimiento del proceso y nosotros siempre tendremos una herramienta de fidelización eficaz, ya que hacemos que el cliente se sienta parte de nuestra organización. Un buen ejemplo de ésto son las agencias de transporte y reparto de paquetería que disponen de herramientas en las que el cliente sabe en todo momento dónde se encuentran sus paquetes y en el momento en el que los van a recibir.

Ahora que más o menos sabemos de lo que va la digitalización de las empresas me gustaría explicar un poco de qué va eso de empresas con características sociales.

Lo que debería ser obvio es que una empresa social no siempre hará acciones «sociales» en las que una parte de su recaudación, bien en campañas o en la liquidación de beneficios orientando una parte de ellos en la cobertura de necesidades de agentes sociales (ahí es donde está la confusión) Consideramos agentes sociales a las personas y entidades que se dedican a la ayuda de las personas con algún tipo de limitación (física o económica) para avanzar en su día a día.

Digo que es obvio aunque existe un verdadero embrollo en la comprensión del término.

Para las empresas el ser social no es el participar en acciones de ayuda a personas (aunque por supuesto si lo haces tus clientes valorarán muy positivamente el compromiso que tienes con la sociedad) O al menos no lo hacen alardeando de ello, ayuda social no tiene mucho que ver con ser socialmente conocida.

Para que una empresa tenga presencia social debe hacer otras cosas y no siempre son sencillas de llevar a cabo. Tener una web en la que no solo expliquen un producto, si no que debe saber explicar los beneficios no directos; las características de la fabricación, las ventajas de consumir ese producto y una constante mejora en la experiencia del usuario o cliente.

Además debe saber pertenecer a esa élite de empresas que tienen presencia en las redes sociales, ojo que no basta con que tengas a un aprendiz de community manager en tus filas o que escojas al jovencito del almacén para que haga esas tareas. Para estar en las redes sociales hay que darle mucho más duro que poner unas fotos algunos días y publicar tus ofertas del martes por la tarde.

Una empresa que es social debe tener una presencia activa y saber proporcionar información relevante a sus seguidores, responder a sus consultas y procurar que el objetivo del negocio se cumpla.

¿Estás preparado para tener una empresa social o solo es un objetivo a largo plazo?

2 Comentarios

  1. Josep

    Muy buen artículo Miguel, las empresas parece que empiezan a mentalizarse de que necesitan una transformación digital, pero también las hay que se apuntan por una tendencia de «moda». Lo dejas claro, hay que estar, pero hace falta saber estar, no basta con querer. Felicidades

    Responder
    • miguelthepooh

      Muchas gracias Josep.

      Veo que se comprende lo que he querido decir y si me viene de un profesional como tú la dicha es doble.

      Empiezo a convertir en tradicional una frase… No digas nada, haz las cosas que al hacerlas se dicen solas.

      Un abrazo enorme

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: