La teoría de las ventanas rotas

por | Mar 17, 2016 | Filosofía 3.0, Marketing, Reputación

¿Conocéis la teoría de las ventanas rotas?

 

Me parece un experimento muy interesante a propósito de hacer algún que otro paralelismo.

Realizado en el año 1967  por el psicólogo: Philip Zimbardo ( Universidad de Stanford)

Para los que no conocéis  esta teoría, hoy tenéis la oportunidad de conocerla. Os la voy a contar de forma muy resumida.

[Tweet «El primer cristal roto deja un mensaje: Nadie que cuida de esto»]

El psicólogo Philip Zimbardo abandonó un coche en las calles del Bronx de Nueva York , con las placas de matrícula arrancadas y las puertas abiertas, y esperó a ver que sucedía.

Pasaron apenas  diez minutos y comenzaron a robar los componentes. A los tres días ya no quedaba nada de valor  por lteoria ventana rota DSYA cocheo que  pasaron a  destrozar el vehículo  por pura diversión.

Philip Z. pasó a la otra parte del  experimento.Esta vez consistía en dejar un vehículo  en un barrio rico de Palo Alto, California.

Allí no pasó nada y el auto estuvo intacto durante una semana.

Entonces se le ocurrió   hacer algunos pequeños destrozos al vehículo y esa fue la señal  para que los «supuestamente» honrados vecinos californianos hicieran lo mismo que los del Bronx  y efectivamente comenzaron a saquearlo.

Este experimento dio paso a «La teoría de las ventanas rotas» , elaborada por James Wilson y George Kelling:  «si la ventana de un edificio aparece rota y no es arreglada con premura, no pasará mucho tiempo para que el resto de los cristales corran la misma suerte».

[Tweet «»una ventana rota en un edificio pronto hará que el resto de los cristales corran la misma suerte»»]

¿Qué explicación tiene?

Seguramente es divertido romper los cristales de la casa o del coche ajeno, pero  la razón principal es que

la primera ventana rota deja un mensaje: “Aquí no hay nadie que cuide de esto”

[Tweet «la primera ventana rota deja un mensaje: “Aquí no hay nadie que cuide de esto”.»]

El ejemplo podemos  trasladarlo a las pintadas o  limpieza de  las calles o al  cuidado de los jardines.

El mensaje es claro: una vez que se empiezan a desobedecer las normas que mantienen el orden en una comunidad, tanto el orden como la comunidad empiezan a deteriorarse.

Después de leer esta breve pero interesante teoría, a mi se me vienen a la cabeza paralelismos con tantas otras cosas,  por ejemplo: Los grupos y comunidades de las RRSS.

Comunidades que en principio se crean con un propósito bueno, pero cuando se descuida la comunidad por parte de los moderadores o no se siguen unas normas estrictas para el buen uso y  funcionamiento de las mismas, pasan a convertirse en pura basura social, de la mano de spammers, timadores, aparte de algún que otro depravado.

También lo podemos trasladar a nuestra imagen o marca personal y de empresa.

Hay que ganarse el respeto cuidando lo nuestro, desde nuestra imagen personal a la corporativa y por supuesto la  comunicación.

Las marcas no se convierten en influyentes o relevantes por que sí, se ganan el respeto a base de trabajo duro, mantenimiento y perseverancia. Cuidan el contenido y continente por igual, con mimo para los que se acerquen a ellas, lo hagan para quedarse y sino quieren quedarse y  pasan de largo al menos ¡que no  tiren piedras! aunque siempre habrán vandálicos que por envidia lo harán #llamensetrolls

¿ Se te ocurren más paralelismos con esta teoría?

¡seguro que sí!

 ¿Recopilamos unos cuantos?

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Jorge

    Creo que recuerdo ese post Pury. El jefe me había dicho que lo leyera, es que estoy… digamos que tengo ventanas rotas jajaja y tengo que arreglarlas.
    Algunas se han roto solas y otras las he roto yo, así que nada al lío.
    Gracias por el recuerdo 😉

    Responder
    • Pury Cespedosa

      Jorge, en efecto este post ha viajado desde el año 2010 hasta aquí, lo he ido adaptando pues es una teoría muy antigua y aplicable a tantas cosas….
      Bueno en lo del jefe nada tengo que ver yo. jajajjajajaja no me has inspirado tú precisamente, pues mereces todo mi respeto como profesional,además todos tenemos que aplicárnoslo alguna vez el cuento, y yo la primera.. Me han inspirado las comunidades o grupos que rulan por ahí y tienen mucho que desear..
      Un abrazo compi

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: