Contáctenos

Contacto rápido

Políticas de Privacidad*

Lo barato sale caro ¿Siempre?

por | May 18, 2016 | Competitividad, Opinión

¿Es realmente barato lo que tiene un precio bajo?

En España tenemos la tendencia a acudir a los servicios low cost para hacer las cosas que necesitamos. Al principio fueron los todo a 100 (cuando existían las pesetas) ahora son “los chinos” que nos proporcionan cualquier utensilio por unos pocos euros o céntimos.

Si le sumamos la inclinación a la picaresca entonces ya tenemos todos los ingredientes para construir algo que nos explote en la cara.

¿Nunca te ha pasado que has comprado un destornillador por dos euros y que no ha llegado a hacer su trabajo ni una sola vez?

Pues en los entornos web y de comunicación pasa exactamente lo mismo.

Existen miles de servicios low cost pululando por Internet, desde hostings sospechosamente baratos hasta diseñadores que te hacen un logo por 20 o 10 €.

¿Cómo puede ser que alguien ofrezca un servicio de calidad y que invierta el tiempo necesario en leer el know how o en escuchar las necesidades del cliente y que te cobre 10€?.

Por mi experiencia la creatividad es muy difícil escandallarla (escandallo) en horas o en procesos mecánicos, de manera que decir que algo creativo se puede hacer a este precio lo que nos puede hacer deducir es que o el creativo es un iluminado total o que realmente se usan fórmulas de plantillas en las que se debe adaptar un tipo de empresa (o marca).

¿Estás dispuesto a estandarizar la apariencia de tu marca ante una lista de parámetros fijos?

Podemos trasladar esta filosofía de lo barato a cualquier entorno empresarial, puede ser que para ir a jugar con nuestro perro no nos importe comprar un producto de dudosa calidad y si se rompe en pocos usos no le daremos realmente importancia, lo que me extraña es que a nivel empresarial no se de el valor a las cosas que se hacen por nuestra marca.

Ojo que no me refiero a que no debamos usar las herramientas gratuitas que nos ofrecen servicios de calidad, podemos tener un blog en wordpress.com o blogger, incluso correos gratuitos como gmail o hotmail. Podemos hacer email marketing “chuleándole” las bases de datos a Mailchimp o similares. Los servicios gratuitos molan, pero no olvidemos que no tendremos el control de todo, sobretodo de nuestra propia privacidad.

Por supuesto si quieres hacer las cosas tu mismo es posible, solo tienes que tener la preparación adecuada para llegar a tener los recursos suficientes para que puedas los resultados deseados. (El meme de la izquierda me ha llegado hoy y creo que relata muy claramente la situación)

Pero si lo que quieres es un trabajo profesional no esperes que este profesional haga las cosas gratis, de alguna manera todos los seres humanos comemos varias veces al día (y yo procuro hacerlo no más de tres todos los días).

Las soluciones low cost o baratas no dejan de ser eso, baratas. Si tienes un poco de suerte estarán masificadas y no podrán atender tus consultas técnicas, si tienes mala suerte el servicio técnico no se hará cargo de tu problema, ya que como no lo han desarrollado ellos no les corresponde atender tus problemas.

Por otro lado si usamos servicios gratuitos (pseudo gratuitos) no podemos esperar que respeten las “normas” de confidencialidad. Por ejemplo si tienes correo de Gmail no esperes que no se indexen tus cosas, o si es de otros tipos de servicios alimentas su base de datos y si tienes suerte solo te “venderán” tus datos a empresas de email marketing para que puedan “ofrecerte” sus productos.

Ahora debes decidir qué se merece tu marca o producto

 

4 Comentarios

  1. Regina Castejón

    No puedo estar más de acuerdo, aplica a todo en la vida, un abrazo y una feliz noche Miguel

    Responder
  2. EGA

    El asunto clave aqui es la percepcion del valor de las cosas. Si las personas perciben un valor retornado a un coste muy bajo lo normal es que muerdan el anzuelo. Ahora bien si ese valor percibido no resulta para nada funcional es entonces una terrible perdida de tiempo y dinero. No quiero agregar mas, por ahora…
    Saludos EGA

    Responder
    • Miguel Pujante

      Buenos días Eduardo.

      EL caso es que los servicios low cost “enganchan” y personas y empresas piensan que las cosas se hacen solas. Que pulsamos un botón y se pone todo en marcha. La pena es que no sabemos explicar las cosas, tenemos tanto miedo de que los clientes se lo hagan ellos mismos que no les mostramos los procesos y por tanto parece que todo sea automático.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda ahora mismo?

¡Escríbenos por WhatsApp!
A %d blogueros les gusta esto: