Optimización y lo que pasa si no se hace bien.

por | Dic 6, 2016 | Competitividad, ecommerce y m-commerce, Empresa

Si hablamos de optimización en una web no deberíamos referirnos exclusivamente a que los botones y los colores sean los adecuados, o que la eficiencia de los espacios en la pantalla provoque la compra impulsiva.

A menudo podemos encontrarnos espacios que hacen que nos sintamos realmente frustrados, deseamos adquirir un producto o un conocimiento y no somos capaces de acabar el proceso de compra en unos minutos, o que simplemente queremos un producto y que tras sortear mil escollos vemos que no hay stock, o que los gastos añadidos a última hora en nuestra compra no compensa la espera o incertidumbre sobre la calidad del producto a adquirir.

Os paso un vídeo brutal que explica perfectamente esta situación.

Ahora que os he puesto en antecedentes podemos hablar de la sensación que se siente cuando no podemos acabar de realizar la compra por los mil impedimentos que nos encontramos en el camino de salida.

Sabemos lo que queremo, como y cuando y sabemos lo que nos costará, pero cuesta un mundo finalizar la compra.

Un video de los mimos productores que nos lo explica directamente.

Claro que ahora me dirás que los procesos de cierre en los comercios electrónicos no son sencillos y que las variables son muy complejas, que las agencias de transporte, el cálculo gastos o de impuestos en territorio receptor no son sencillos, y si bien es relativamente cierto no debemos olvidar que los principales portales de ecommerce invierten ingentes cantidades de dinero a la hora de mejorar todo esto.

Entiendo que no todo el mundo tiene la capacidad financiera de Amazon a la hora de invertir en nuevas tecnologías o mejora de sus plataformas, pero si no inviertes nada o no cuentas con los colaboradores adecuados nunca vas a poder mejorar la experiencia del usuario.

Y llegamos al Quid de la cuestión…

EXPERIENCIA DE USUARIO.

Este es el verdadero problema… No se acaba de comprender el concepto.

Se entiende experiencia de usuario con un producto haciendo referencia del disfrute que puede hacer de él una vez está en sus manos, pero en comercio electrónico va mucho más allá; me explico.

Cuando vamos a un comercio tradicional encontramos escaparates, estanterías y empleados que acostumbran a hacernos sentir que el producto que necesitamos no sólo es asequible en cuestiones de accesibilidad física. Si no que esa información que encontramos en el establecimiento afianza que realmente es lo que necesitamos, contando incluso con la ayuda de empleados que nos informan de todas las bondades del producto en sí mismo.

Debemos reconocer que la experiencia sobre el producto empieza en el mismo comercio que nos lo suministra y que por tanto todos los pasos a seguir deben ser lo más sencillos, eficientes y rápidos como para garantizar la satisfacción del cliente.

En ecommerce olvidamos muchas veces estas cosas, partimos de la falsa creencia que los que compran en comercios electrónicos tienen conocimientos avanzados de tecnología, por lo que por complejos que sean los procesos de compra siempre tendrán la paciencia y la habilidad de saber lo que le pregunta la plataforma.

Debo decir que el consumo en ecommerce no deja de crecer y que casualmente la capacidad de uso de las tecnologías lo harán cuando los baby-tech maduren, pero por el momento ellos no tienen la capacidad financiera para comprar todo y dependen de familiares que les financien sus gustos y éstos no disponen de la tranquilidad del conocimiento avanzado.

Además si tenemos en cuenta las campañas que se vierten a raudales en medios convencionales contra el uso de Internet y las redes sociales el público no experto es realmente reticente a usar estos medios.

Si además las web y la información que se vierte no aporta para mejorar esta tranquilidad veremos que perdemos innumerables oportunidades de vender.

En comercio tradicional nos hartamos de hacer cursos de merchandising o de escaparatismo, al tiempo que formamos al personal de atención al público para que cada vez lo haga mejor. Mientras que en comercio 3.0 nos limitamos a llenar la pantalla de cosas para que el cliente compre más, sin pensar que esas cosas hacen que el cliente final se aburra o pierda el foco, llegando a abandonar muchos carritos.

Hablemos de optimización en el posicionamiento.

Es relativamente sencillo hablar de páginas mal construidas, pero si pensamos en el posicionamiento y teniendo en cuenta las mejoras de los algoritmos de Google veremos que la semántica es realmente importante, por el momento os recomiendo el post de Pury Cespedosa en el portal de Magenta Innovación Gerencial. y así me ahorro explicaros los cambios del algoritmo.

Cuando no hacemos bien nuestro trabajo de optimización de SEO nos podemos encontrar lo mismo que en el siguiente vídeo.

Ahora más de uno puede pensar que me estoy metiendo en un campo de arenas movedizas.

Realmente podemos llenar un texto de palabras clave, y podemos hacer mil entradas en un blog o web y que contenga esas palabras clave, pero debemos tener en cuenta que los algoritmos de los buscadores cada vez son más inteligentes y pueden detectar que tus palabras no compensan el número con la calidad. Debemos pensar en optimización con contenidos cualitativos y olvidar los cuantitativos.

Hagamos que nuestros contenidos lleguen y que sean capaces de hacer comprender.

2 Comentarios

  1. Eduardo Garaicoa

    Hola Miguel,
    Me gustan enormemente los vídeos que has buscado, el asunto de la experiencia de usuario es algo que muchos no prestan atención, en realidad es algo complicado lidiar con problemas de seguridad, diseño de interfaces y demás, lo cual me lleva a preguntar ¿Cómo hacer las cosas más fáciles a los consumidores? Amazon está ahora estrenando Amazon Go, te dejo el enlace aquí, así puedes ver el vídeo y a lo mejor expandir la entrada que ya es muy buena.
    Amazon Go – https://www.facebook.com/Amazon/videos/10154380113183124/
    Saludos EGA

    Responder
    • miguelthepooh

      Buenas sean Eduardo.

      Por supuesto voy a ver el vídeo que me recomiendas y seguro que lo incorporaré a la publicación, gracias por tu aportación.

      Saludos

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: