Posicionamiento de marcas. #nosoloseo #nosolomarketing

por | Mar 29, 2016 | Competitividad, Comunicación

Cada vez que recibimos un nuevo proyecto acabamos en una mesa de brainstorming en la que todos nos acabamos tirando los trastos a la cabeza.

De hecho pasa tantas veces que sabemos las preguntas del equipo y las respuestas de los especialistas. Que si la imagen corporativa es adecuada o no, que si el branding está desnudo, que si la web es una patata… que si el SEO

¿Quien ha hecho el SEO?

Por supuesto somos como los esquiadores de slalom, cogemos el presupuesto y empezamos a desmenuzarlo para ver qué cosas podemos cambiar y qué cosas tenemos que optimizar, mientras esquivando banderas.

Interminables reuniones con el cliente para explicarle lo que es el posicionamiento local y qué cosas debería hacer para ayudarnos a comunicar como es debido.

Luego una vez hemos calmado los ánimos y si tenemos presupuesto para hacer una web o remodelarla o símplemente para hacer un estudio de palabras clave es cuando llega el problema técnico.

¿Jefe, cuantas horas tengo para ajustar el SEO? ¿Podremos hacer campañas de posicionamiento pagado o todo va a ser orgánico? ¿habrá orgánico?

Si bien es cierto que en algunas ocasiones nos han contratado para hacer una web chula y que se posicionara bien, el problema es cuando la ayuda que nos piden es para hacer destacar todo el negocio.

Empezamos el estudio de las palabras clave, nos documentamos en el negocio del cliente, pero no solo lo que nos cuenta el cliente, si no que buscamos mucho más allá de lo que nos ofrece (ésto no lo entienden los clientes) ya que la competencia nos puede proporcionar mucha información para mejorar o reforzar la que tenemos.

Las palabras son herramientas de posicionamiento

geralt / Pixabay

Partimos de la base que el cliente sabe de lo que habla y por tanto damos mucho valor a la información que nos brinda, ya que servirá para partir con un  mínimo esfuerzo. Solo que a veces el cliente sabe de su producto o servicio, pero desconoce a su cliente y sobre todo lo que necesita su cliente.

Disponer de los mejores productos o servicios, o los más innovadores no garantiza que va a tener éxito desde el minuto uno. Hay que darlo a conocer y usar palabras técnicas en lugar de sus explicaciones llanas nos puede proporcionar muchas dudas en el cliente final.

Por ejemplo.

De qué sirve posicionar Keyword Stuffing si los que nos van a contratar no saben para qué sirve? A lo mejor si lo explicamos un poco mejor y hablamos del SEO sin abusar de palabras clave puede proporcionar mucho más interés, y será dentro del contenido donde podremos usar los anglicismos (aunque sean más molones solo sirven a nuestra competencia).

Yo prefiero que hablemos de soluciones antes de usar tecnicismos.

Prefiero usar ¿quieres aliviar tu dolor de espalda? a ¡con la MTC te quitamos el dolor! Por supuesto hablamos del mismo tratamiento, pero con la diferencia que el que entre en nuestro contenido ya sabe cual va a ser el resultado de contratarnos, mientras que en el segundo sólo nuestra competencia comprenderá que hablamos de «Medicina Tradicional China». Por supuesto me refiero a búsquedas en la red, pero si solo usamos los términos técnicos (que son los que les gustan a nuestro cliente) no obtendremos el resultado que esperamos en posicionamiento.

Por supuesto debemos escuchar siempre los estudios de las palabras, las más buscadas supondrán una mayor facilidad en dar relevancia, pero si al usarlas vemos miles de millones de entradas al respecto la lucha va a ser feroz para alcanzar las primeras páginas del buscador. Deberemos redactar mucho y muy bueno para escalar puestos en el algoritmo de búsqueda y usar de manera sensata todas las keywords que queramos posicionar.

Debemos tener en cuenta que para el posicionamiento orgánico no basta con escribir unos cuantos post redactados con lenguaje muy ajustadito, debemos vigilar la frecuencia y la continuidad. Si no vas a escribir cada semana no te molestes en empezar, haz una web molona y cúrrate el SEO y el SEM… saldrás ganando.

El posionamiento orgánico también es branding

geralt / Pixabay

Para que quede claro el SEO es aquello que hacemos en nuestros espacios para que contengan las palabras y densidades adecuadas, que sean relevantes para nuestra comunidad y que quede todo pulidito con imágenes equilibradas y bien etiquetadas. Optimizando la experiencia del usuario para que nos pueda leer desde cualquier dispositivo.

El SEM (SEM por las siglas del inglés Search Engine Marketing) Nos proporciona un posicionamiento destacado mientras abonemos nuestras cuotas, dando preferencia a este contenido por delante del orgánico. (no olvidemos que Google es un negocio y de algo tienen que comer).

De la misma manera que en un comercio tradicional cuidamos del entorno del establecimiento y de la apariencia al entrar en él, debemos cuidar con el mismo esmero las web o perfiles sociales, el trato a las personas que consultan y que todo mantenga la armonía de nuestro negocio, de nada servirá una web en (por ejemplo) rojos y negros si luego cuando un cliente nos venga a ver a la tienda nuestra imagen corporativa se centra en colores fríos como el azul o aquamarinas. Podemos confundir al cliente con una apariencia que no nos corresponde.

red-county-screenshots-4
aquamarinapark.com

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.