Restaurantes, cosas que se valoran.

por | Ago 21, 2017 | Marketing, Reputación

Hacía tiempo que no trabajaba con restaurantes, tanto tiempo que he tenido que hacer un verdadero esfuerzo para ponerme al día, como habréis visto en alguna de mis páginas en redes sociales el pasado mes de junio empezamos la andadura con el restaurante CottoFluix de Vilanova i la Geltrú, y aunque no se nos ha contratado como Social Media Manager al tener que trabajar todo el branding nos ha obligado a re-aprender o re-actualizar los conocimientos que teníamos en hostelería.

Lo primero que tienes que tener en cuenta cuando vas a poner en marcha un restaurante o a cambiarle el estilo es que la reputación que tenga el local sea la adecuada, sabemos que si continuas con un proyecto con malas opiniones será muy complicado el hacer que las tenga buenas y a menudo como tengas que mantener el estilo ni siquiera un cambio de nombre será suficiente.

Me gustaría empezar diciendo algunas cosas positivas a la hora de empezar con un restaurante.

  • Tus clientes están en Internet y las redes sociales, por lo que debes proporcionarles conexión a Internet de manera fácil, que no tengan que pedírselo a tres camareros antes de poder conectarse.
  • Ya que estamos con este tema los restaurantes tienden a olvidar que los clientes tienen los mismos problemas de batería que el resto de personal de la casa, si tienes zonas en las que se puedan cargar los smartphones estoy seguro que ayudará a que te vean con buenos ojos.
  • Una cosa que aporta mucho valor a los restaurantes que tienen una clientela familiar son el disponer de sillas para bebés, deben haber suficientes pero tampoco llenar todo el restaurante. Si no sabes donde comprarlas te recomiendo las de Ikea, son adecuadas en resistencia y facilidad de limpieza. No olvides la limpieza en profundidad de esas «tronas» ya que ese detalle puede considerarse de muy buen gusto. (las que te recomiendo aguantan todo lo que las eches),
  • Siguiendo con los restaurantes orientados a la familia y pensando que hemos proporcionado sillas para niños pequeños, no olvidemos a los bebes que van a ocupar un espacio extra aunque no vayan a consumir, por lo que carritos y otros enseres deberían tener un espacio para que los padres puedan atenderlos. Y si dispones de espacio no estaría de más que se dispusiera de un espacio donde poder cambiarles pañales y poder lavarlos o limpiarlos de manera adecuada en caso de una emergencia.
  • Disponer de productos frescos de proximidad. El cliente valora mucho el que se le sirva productos de huertas locales, carniceros de renombre local u otros profesionales que aportan mucho valor al producto, aprovéchate de la reputación de tus proveedores y en connivencia con ellos haz que tus clientes sepan que lo que consumen es lo mejor de lo mejor.
  • Hace ya bastantes meses que los departamentos de sanidad recomiendan y ordenan que las aceiteras y vinagreras de los restaurantes sean no rellenables, si ofreces un producto de calidad estoy convencido que encontrarás los dispensadores individuales adecuados. Acostumbran a ser muy fáciles de mantener en condiciones adecuadas de salubridad y limpieza y tus clientes lo valorarán muy positivamente. Si sirves un producto de calidad inferior también dispondrás de los mismos recursos, y siendo sincero en estas cosas se demuestra que valoras a tu cliente y que aunque sea de una «etiqueta» inferior no devalúa tu producto.
  • Una cosa que se valora incluso por encima de todos estos puntos que he escrito son las guarniciones, ahora que la alimentación de estrella destaca parece que con añadir unas verduritas en miniatura o un pan de autor ya tenemos bastante. Los acompañamientos consiguen un contrapeso importante en los platos hacen que el maridaje mejore y se deben preparar de la manera más adecuada.

La cultura Foodie que en realidad no es más que extremar la experiencia del comensal con, en muchas ocasiones, extremos en apariencias y sabores. Hace que los comensales se sientan los verdaderos protagonistas de un restaurante. Incluso la obra del cocinero o la elección de un buen sumiller para ajustar un maridaje perfecto pasa a un segundo plano dejando paso a la propia experiencia.

Si tu restaurante pertenece a este grupo me temo que todavía tienes que cuidar mucho todo el tema de opiniones en Internet al tiempo que debes disponer de personal especializado para poder lidiar con comensales descontentos. Sabemos que si juegas con fuego acabarás con una quemadura, por lo que si te le juegas con las experiencias procura que éstas no te exploten en la cara.

En cualquier caso deberías tener en cuenta la trazabilidad de los productos, ya hemos hablado de ello aqui y aqui y puedes descargar  [download id=»25900″]

Créditos de la imagen ShutterStock

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.