Una de marketing turístico, vendamos España.

por | Ene 25, 2017 | Comunicación, Empresa

Hablemos de marketing turístico, y hablemos de vender España a todas las personas del mundo.

Mientras en agencias especializadas en jóvenes y fiestas sirven imágenes y comunicados sobre lo barato que es emborracharse en España y que además no pasa nada, los residentes se quejan de ruidos y molestias.

Mientras seguimos vendiendo plazas de toros, sevillanas y alguna que otra idea anacrónica el turismo de calidad se va a otros países, incluidos los del norte de África, que no digo que no tengan cosas chulas, pero nosotros tenemos más y mejor conservadas. Sin contar con la seguridad que se vive en las calles.

Mientras grandes museos abren sus puertas de manera casi gratuita en España seguimos cerrándolos por falta de visitantes o convirtiéndolos en meros espectáculos quasi circenses.

He visto muchos videos españoles de promoción turística y salvo algunos en los que se resalta la naturaleza, en general se dedican a vender más de lo mismo. Obviando la cantidad y calidad de la cultura que está arraigada en nuestro país. ¿Cómo podemos solucionarlo?

Pues es relativamente sencillo, lo primero será hacer una lobotomía a todos los responsables de la gestión de las áreas turísticas, para que comprendan que podemos ofrecer mucho más que playas y terrazas con «pescaito» frito. (que está muy rico, pero no solo tenemos eso)

Después cogemos a hosteleros, hoteleros, restaurantes y puntos de información turística y les hacemos la misma lobotomía, pero deberemos añadir un chip con los últimos 5000 años de historia, arte y cultura en general que tiene nuestro país.

Porque si señores, antes de los romanos teníamos culturaS (lo escribo en mayúsculas) en todo el territorio. Además que después de las incesantes conquistas y reconquistas por parte de todas las culturas del mundo conocido hemos sido impregnados con lo mejor de cada una de ellas, y eso no se debe olvidar.

Los invasores romanos nos dejaron lo mejor de ellos, organización e incluso parlamentos.

Pero antes llegaron fenicios y cartagineses que nos enseñaron a comerciar y a construir naves para surcar este mar.

Y después árabes que nos mostraron las bellezas intrínsecas en lo cotidiano, danzas, música y escritura.

Puede ser que en alguna cosa esté equivocado, pero claro yo solo soy un marketeer y no un historiador ni filósofo.

Me gustaría mostraros un par de cosas de las que se hacen en las antípodas de Europa, a ver que os parece.

Y claro que no solo hacen una cosa, se hartan de hacer cosas y llamar a los turistas con lo mejor de lo mejor.

Y no me comparéis los canguros en libertad con los toros en corrida, ya que para mi no es lo mismo aunque llegue a ser explotación de la fauna.

Ahora ya os he contado lo que hacen algunos, revisemos y verifiquemos lo que hacemos nosotros y entenderemos el por qué de lo que nos llega, turismo lowcost que viene a pasarlo bien de la única manera que saben, bebiendo y rompiendo lo que encuentran, ah claro y saltando por los balcones a las piscinas que eso por lo visto es la leche.

Ya he hablado otras veces de turismo, pero de vez en cuando hay que volver a levantar la liebre, por cierto, este tema no lo dejo aquí, ya que pronto lo retomo con aportaciones no reivindicativas, si no con ideas concretas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.