El arte de la estrategia online – 2ª Sesión y última…Por ahora.

por | Sep 23, 2015 | Comunicación, Marketing

Aquí puedes acceder a la 1ª entrada «El arte de la estrategia online – 1ª Sesión»

Sigamos con el final del punto 2º.- PLANIFICAR EL ÉXITO

Recuerda que no existe el plan perfecto, fijo e inamovible. Lo importante es el conocimiento que adquieres por el camino, que hará posible amoldarte a las circunstancias y encontrar el plan B a tiempo, incluso modificar tu estrategia online. Para ello:

1º.- Estudia las tendencias con datos actualizados.

2º.- No quieras controlar todas las variables, pero conoce el mayor número posible y céntrate en las que te afectan directamente.

3º.-Busca ayuda de expertos cuando sea necesario. Es necesario cuando el coste de los errores derivados de hacerlo tú mismo pueda ser superior al beneficio que obtienes.

Plan de una estrategia online3º.- APLICA EL PLAN PREVISTO: Con disciplina, organización, cadena de mando y logística.

Por mucho que se defienda lo de que “los planes están para romperse” para eso primero tiene que haber plan.

Parece obvio, pero solo aplicándose se sabe si la estrategia online puede funcionar o no. No sirve de nada dejar el plan en un cajón.

Si está bien hecho dará margen de acción suficiente como para adaptarse a (casi) cualquier circunstancia, incluso a las difícilmente previsibles, hasta a las imprevistas y admitirá modificaciones sobre la marcha.

No confundas estrategia online con tácticas online: En la estrategia se ven los resultados a largo plazo, no son inmediatos, es una directriz. Las tácticas son acciones con tiempo limitado y resultados a corto o muy corto plazo:
Una estrategia puede ser tener presencia en todas las redes sociales. Una táctica publicar simultáneamente.

Analizar una estrategia online4º.- EVALÚA LOS RESULTADOS.: A veces ganando se pierde y perdiendo se gana.

Las herramientas de monitorización permiten hacer un seguimiento sobre la eficacia de las acciones llevadas a cabo.

También pueden alertar sobre errores o alteraciones técnicas.

No es necesario que coincidan exactamente con los previstos, pero sí que estén dentro un margen definido como aceptable.

Estimarlos como “buenos” o “malos” dependerá de la medida en la que sirvan para lograr los objetivos de la estrategia online, no de los propios resultados:

Si habías previsto que necesitabas 10.000 impactos con una tasa de conversión a ventas del 1% y ves que tienes la mitad, no te alteres hasta cruzar los datos. Puede ser que consiguieras el objetivo.

O al revés:

Que superando alguno de los valores hayas provocado una ruptura de stock o cualquier otro desastre.

Cambio de plan de estrategia online5º.- CORRIGE SI ES NECESARIO. El problema no es cometer un error, sino dejarlo sin solución ni aprender de él, porque entonces se repite hasta convertirse en norma.

Aunque este punto ocupe el último lugar es el más importante de todos y debe darse en cualquier etapa de la estrategia online.

Aceptar que se pueden cometer errores es una actitud imprescindible para diseñar una estrategia online eficaz.

Conocer cuáles son los distintos tipos de errores y sus consecuencias, aún solucionándolos, es fundamental si se quiere aprovechar su valor como factor estratégico.

Pueden ser errores de cálculo, de concepto, técnicos o de otra naturaleza. En cualquier caso exigen ser detectados con la mayor brevedad y saber cómo proceder. El “Efecto Streinsand” o la llamada “Shitstorm” son perfectos ejemplos de efectos no deseables de errores absurdos.

La red tiene memoria, pero una memoria muy particular.

Espero que te haya gustado. Si quieres comentar algo siéntete libre de hacerlo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.