¿hablas con tus clientes o solo «cantas» tus productos?

por | May 20, 2015 | Competitividad

Los que tenemos cierta edad y que de alguna manera estamos relacionados con poblaciones relativamente alejadas de capitales tenemos en memoria a aquel buhonero que traía enseres o productos de pueblo en pueblo, recorriendo las plazas y parando para aporrear algún metal para llamar la atención de las amas de casa que precisaban de esos «equipamientos».

Los que son más jóvenes o provienen de ciudades más grandes habrán contemplado a los vendedores de mercadillos ambulantes…

«cantando productos»

Ahora que estamos en pleno siglo XXI mientras que los usuarios toman sus decisiones de compra basando sus decisiones en las opiniones de su comunidad e incluso creen antes en la palabra de un desconocido antes que en la del propio vendedor.

Ahora que los usuarios o compradores se concentran en adquirir productos estrictamente necesarios, justo en esa época en la que los que por la razón que sea han sido expulsados de un trabajo como empleados y que tras pasar por regentar una cafetería y que dado a que como no habían clientes también han tenido que cerrar o traspasar…

A algún iluminado se le ocurrió decir que montar un ecommerce e inflarse a ganar dinero a carretillas es cuestión de aprender a manejar un programilla y que con eso y  un poco de paciencia te haces rico en unos pocos clicks.

ruin-203613_640Una cosa es que sea relativamente sencillo poder construir un comercio electrónico (e incluso relativamente económico) nadie acostumbra a avisar que no solo con montar una tienda los clientes van a entrar por tu casa y que te van a comprar solo por lo «chulo» que es ese espacio.

Cuando te das cuenta que de alguna manera te «han levantado la camisa» es cuando vuelves al siempre sincero Youtube para ver qué es lo que puedes hacer y acabas viendo una y otra vez aquellos vídeos que han sido editados por algún aprendiz de informático que con toda su mejor intención y con unas cuantas capturas de pantalla te enseña a ser relevante en el mundo de Internet.

Algunos incluso se atreven a decir que con un poco de SEO (Seach Engine Optimization) puedes el primero de los primeros y que incluso el gran Google te va a amar como si no hubiera otro comercio.

Si has tenido suerte te has topado con algunas palabras clave en Google que te han llevado a algún artículo en algún blog de algún especialista… Pero claro cómo puede ser que un especialista en posicionamiento o en marketing no tenga un canal de vídeo en el que enseñe a hacer las cosas como Dios manda…

¡Cómo se atreve!

No comparte conocimiento, no comparte trucos, solo dice qué cosas hay que hacer, pero no como… entonces ¿como posiciono mi ecommerce freemium?

Entonces leyendo entre líneas te das cuenta de que si tienes un perfil en Facebook y tienes muchos amigos puedes posicionarte en un nicho de mercado que sea próximo a ti… bueno todo es empezar.

Cuando te das cuenta de que no tienes alcance… que tener «amigos» no te garantiza ventas… odias el mundo y vaticinas la muerte de Facebook… De repente vuelves a Google buscando,… alguien dice que es una Fanpage y no un perfil… Qué lío… que desastre…

Conviertes… sigues cambiando cosas, creas perfiles en otras redes sociales, todo a medias, todo incompleto.

Llevas meses sin vender una escoba y ni siquiera te das cuenta que sigues «cantando» las genialidades de tus productos, y que existen mil más que hacen lo mismo que tu.. y que ni siquiera eres capaz de escuchar. Las amas de casa a las que les vendrían bien tus productos están «infoxicadas» que no son capaces de concentrar su atención en lo que dices…

¿Qué hago ahora? Ya no me quedan recursos y los que me pueden ayudar solo quieren «pasta» ¿no era todo gratis en Internet?.

No señores y señoras en Internet nada es gratis, lo que no te cuesta dinero te cuesta esfuerzo o tus datos para que te puedan llenar los buzones de email de basura que no necesitas.

Algunos llevamos unos cuantos años en esto de la comunicación y algunos incluso empezamos poniendo anuncios por palabras en algunos periódicos y con unas pocas «pelas» teníamos que destacar de cientos de anuncios. Muchas horas de formación pagando y muchas horas de ensayo- error.

Estuvimos en universidades con temarios insuficientes, en los que recambiamos más formación sobre gestión de empresas que de marketing puro. Salimos a la calle y conseguíamos «vender» anuncios en revistas locales, e incluso algunos serían elegidos por Páginas amarillas para que representaran sus productos ante los comercios.

Al final lo fácil es cantar esos productos sin capacidad de escuchar a los clientes, sin solucionar sus necesidades, sin atender a sus demandas.

Ahora que en el 2015 los clientes tienen un ordenador en la mano, ahora que los niños pasean por la calle con un terminal que sería capaz de dirigir un misil intercontinental para que estallara en cualquier parte del mundo… nos olvidamos de escuchar… nos olvidamos de atender.

Pero para eso han/hemos nacido algunas agencias, algunas incluso no te vamos a enseñar gratuitamente como funcionan las cosas… pero tampoco te vamos a decir que es fácil por que no lo es… es extremadamente complicado y necesita una serie de capacitaciones y habilidades (unas innatas y otras adquiridas) pero habilidades en si.

new-york-164591_640Ahora es el momento que decidas si quieres seguir pasando inadvertido o confiar en los que llevamos tiempo haciendo estas cosas. Si te unes al equipo adecuado obtendrás resultados y no solo unas hojas interminables de estadísticas de visitas a tu web o a tu FanPage o perfil de cualquier otra red.

En desmárcate ¡YA! nos preocupa tu balance de situación, por supuesto la reputación y todas esas cosas… pero sabremos que lo hacemos bien cuando seas tu el que nos pases las cifras. Cuando tus ventas se incrementen y no solo lo parezca. Esto no significa que trabajemos gratis… eso no lo hacemos. Si no que nuestros esfuerzos van centrados a la consecución de objetivos.

¿Necesitas una agencia que se cuide de tus cosas o solo que te doren la píldora?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.