Sobreestimulación de los sentidos y las sensaciones.

por | Jul 7, 2016 | Opinión

Estamos en una época en la que los medios (tradicionales o digitales) nos estimulan las sensaciones para hacer cualquier cosa. La desidia cuando no nos bombardean con información es de tal calibre que llegamos a usar redes sociales o juegos electrónicos para compensar esa falta de datos.

Cuando se habla de Big Data en los entornos empresariales no tenemos en cuenta el volumen de datos que deben soportar nuestros usuarios a la hora de recibir nuestra información. Unas veces voluntario ya que interactúan con nosotros y otras de manera involuntaria, ya que pasan por un pasillo con bacon beans que leen la presencia de un terminal en concreto.

A menudo nos preguntamos por qué los usuarios ya no reaccionan a alguna campaña y que directamente pasan de largo y ni siquiera ven lo que les estamos poniendo delante. Imágenes impactantes con relatos interesantísimos que son ignorados.

Si coges un autobús o un metro en una ciudad veremos que los usuarios de estos servicios tienen en sus manos un libro, un e-reader o su móvil. Ante lo primero y segundo probablemente sean personas con cierta edad (por encima de los 45) que no son capaces de adaptarse al mundo digital y aunque usen un terminal electrónico han encontrado el equilibrio dado que usan el ebook para leer historias tradicionales. No cambia nada, solo el soporte.

A los segundos, si fisgas por encima de sus hombros, veremos que se entretienen con juegos relativamente sencillos y que probablemente no precisen de muy alta concentración, pero que les inhibe del mundo exterior. Tengamos en cuenta que si «hacen» un buen nivel lo van a compartir en su red social preferida.

Algunos, como yo mismo, nos pasamos el viaje mirando la pantalla para estar al día de lo que pasa por el mundo, ahora que los periódicos tradicionales han comprendido que las versiones digitales son más fáciles de vender y que por ejemplo yo ya no compro dos o tres diarios, es más fácil inculcarme la publicidad en mi móvil o tableta usando estímulos de sensaciones a través de mini-vídeos o animaciones sencillas. Su ROI es superior en publicidad y no necesitan invertir en ingentes esfuerzos para «sacar» las ediciones en papel que lleguen a todo el mundo.

Sobre-estimulación de los sentidos y las sensaciones.

Si miramos a jóvenes o niños veremos que estamos sobre-estimulando todos sus sentidos y que provocamos que tengan las sensaciones a flor de piel continuamente. Hoy leyendo este post he reflexionado y creo que muy probablemente el problema sea endémico y que toda la sociedad esté afectada por este síndrome.

Cuando en marketing nos esforzamos por ofrecer mayor número de entradas, de videos o de acciones probablemente estemos saturando la capacidad de comprensión de nuestros clientes, no se trata de que no comprendan lo que hacemos, si no que llega un momento que colapsamos tanto su espacio personal que llegan a bloquearnos (aunque sea inconscientemente). Debemos tener en cuenta que el Big Data se centra en la información y no en las personas, y no son ellas las que deben analizar, si no comprender lo que pasa cuando salen los datos estadísticos en la pantalla o impresora.

En comercio nos empeñamos en abarrotar escaparates cuando no tenemos en cuenta que los «paseantes» están consiguiendo inhibirse del impacto que antaño hacían estas prácticas. Yo mismo he pasado por delante de grandes creaciones en escaparates y he sido incapaz de recordar cinco objetos que había en él.

No digo que los escaparates tengan que ser todos minimalistas, a lo que me refiero es que deben comunicar y no solo amontonar objetos (por bonitos que sean)ni todos los negocios tienen la mente privilegiada de Dalí, ni todos los usuarios o clientes tienen la capacidad de comprender ese estilo a la velocidad del paso humano.

Equilibrio y constancia.

Debe haber un buen equilibrio en la comunicación, producto (vendiendo sin vender) y diversión. A menudo nos encontramos a varias personas «pegadas» a un escaparate solo por que han puesto una pantalla de televisión en el centro mostrando lo que realmente querían hacer en el escaparate. Puede ser que la tecnología sea un gran aliado, sobre todo a la hora de despertar sensaciones.

Os dejo unos enlaces a post que hemos escrito anteriormente y que están completamente relacionados.

Las Personas Aman Comprar Pero Odian Que Les Vendan “El Arte De Escuchar” Por Pury Cespedosa
El Marketing A Pie De Calle. Street Marketing Y Marketing De Guerrilla. Por Miguel Pujante
Comunicación Moderna. Modernidad Líquida Por Pury Cespedosa.
Neuromarketing El Arte De Crear #Sensaciones Por Miguel Pujante.
Abriendo Mercados, Midiendo La Eficiencia Del Target. Estrategias De Futuro. Por Miguel Pujante.

AHora llega el momento del debate. ¿infoxicados? Os esperamos en los comentarios o en las principales redes sociales. ¿Alguien ha dicho miedo?

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda ahora mismo?

¡Escríbenos por WhatsApp!

¡Hola!

Haz clic en uno de nuestros representantes para chatear en Telegram o envíanos un correo electrónico a info@desmarcateya.com

¿Podemos ayudarte?